miércoles, octubre 01, 2014

¿Qué es una tienda virtual?



Una tienda virtual se puede definir como un comercio tradicional que emplea como medio primordial para efectuar sus transacciones un sitio web de Internet.

Los sitios web establecen productos y servicios disponibles para sus clientes los cuales se hacen visibles a través de imágenes y textos que complementan los detalles que los conforman para finalmente poder obtenerlos. Esta clase de servicio le ofrece al cliente agilidad en la compra, la oportunidad de hacerlo desde el lugar en que se encuentre y sin límite de tiempo.

Algunas tiendas electrónicas incorporan al interior de la misma página del producto las guías de usuario de forma que el cliente pueda establecer una idea con antelación de lo que está consumiendo, adicionalmente proporcionan la facilidad para que consumidores previos evalúen la calidad del producto.

Por lo general esta clase de productos se cancelan con tarjeta de crédito y se le entregan al cliente por correo o agencia de transporte, aunque eso depende del país y la tienda o puede existir otra opción como Paypal.

La gran mayoría de las tiendas virtuales exigen la conformación de un usuario en el sitio web a partir de datos como el nombre, la dirección y el correo electrónico. Este último en ocasiones en empleado como medio de validación.


Algunos aspectos a considerar

Una tienda virtual o Webstore es un sitio web que comercializa productos o servicios y por lo regular lo  identifica un carro de compra en línea relacionado a ella. Con la fama de Internet se ha generado un ágil incremento de tiendas web, las compras en línea se han transformado en una gran oportunidad para los dueños de tiendas al por menor. En esta clase de tiendas la gente puede adquirir productos desde sus hogares disponiendo de mayor poder porque tienen una gran diversidad de opciones para seleccionar y no necesitan desplazarse desde muy lejos para visitar otras tiendas.

Al estar en la red, la tienda facilita vender a individuos de todas partes del mundo y aunque se pueden realizar envíos internacionales, en este caso desde Estados Unidos hacia algún país de América Latina, se debe considerar que estas entregas internacionales limitan las devoluciones y las quejas por la garantía aumentando los costos, a excepción si se trata de productos digitales. Por otro lado los servicios de aduana de cada país obligan la cancelación de impuestos adicionales al momento de enviar o introducir los productos al correspondiente país.

0 comentarios:

Publicar un comentario