miércoles, julio 15, 2015

El rentable negocio online de la parafarmacia



Es una de las categorías de comercio electrónico que crece de forma más rápida. Desde la semana pasada es posible comercializar también medicamentos sin fórmula médica por la Red. Boticas, 'retailers' y 'start up' mueven la ficha.

Hay en España más de 550 farmacias que comercializan sus productos mediante Internet. No todos cuentan con esta posibilidad debido a que la ley facilita vender artículos de parafarmacia y, desde el pasado 1 de julio, asimismo medicamentos sin fórmula.

Consiste en un negocio que mueve unos 5.000 millones de euros al año en la nación (datos de IMS Health), de los que la comercialización online significa aún una cantidad muy reducida, inferior al 1%. Sin embargo a medio plazo, si se pone como ejemplo lo sucedido en otros mercados más maduros, el porcentaje está cerca del 10%.

"Creemos que hay espacio para unos cuatro grandes players online, además de las páginas web que cada farmacia pueda tener. Son canales de venta compatibles", comenta David Masó, cofundador de PromoFarma, el Amazon de la parafarmacia en España. Este marketplace reúne la oferta de 250 boticas, y reporta 120.000 clientes y un millón de usuarios registrados.

"La parafarmacia representa 4.300 de los 5.000 millones de euros que hay en juego, pero sólo entre 60 y 80 millones se generan a través de la Red. A esto hay que añadir que la nueva ley abre la puerta a la internacionalización. Hay muchísimo margen de crecimiento", afirma Masó.

PromoFarma es una "puntocom pura", esto significa, una empresa diseñada en Internet de manera autónoma.

Farmacia 3.0

Una mirada distinta es la que propone FlexiFarma, realizada por dos emprendedores, Ignacio Jaureguizar y Fernando Ortega, sin embargo conformada con capital de las farmacias. En otras palabras, las boticas son socias de la empresa. Actualmente, forman parte de la propuesta 45 farmacias, cifra que irá extendiéndose en los siguientes meses.

FlexiFarma representa mucho más que un portal de ecommerce. "Nosotros lo planteamos como la digitalización de las farmacias. A través de Internet pueden aumentar sus ventas, pero también aconsejar, orientar, fidelizar...", afirma Jaureguizar. En esta dirección, además de 10.000 productos, brindan un chat y un teléfono de atención al usuario. Al mismo tiempo, este año prevén ofrecer un
servicio de medicina en la nube, donde los clientes pueden guardar datos sobre su condición de salud, peso, medicamentos prescritos por el médico, entre otros.

"El nuestro es un modelo que respeta la cadena de valor y de distribución", explica el cofundador de la start up.

A la luz de la proyección de la parafarmacia online y la esperada regulación para medicamentos sin prescripción, otros aspectos adicionales de los emprendedores están moviendo ficha. Por una parte, las farmacias que diseñan sus propias páginas web independientes. Por otro, desintermediadores online como LetsBonus u Offerum, e inmensos retailers como El Corte Inglés y Eroski, generando secciones online de parafarmacia.

"Pese a la abundante competencia, hay muchas razones para ser optimistas ", señaló Masó. PromoFarma cerró en primavera de 2014 una ronda de financiación de 3 millones de euros, suministrados por Kibo Ventures, Vitamina K y los inversores precedentes, orientada al desarrollo del modelo comercial y de márketing de este centro comercial online. "Estamos creciendo a ritmos de dos dígitos al mes", comunica el cofundador de la puntocom.

¿Se comercializarán en alguna oportunidad medicamentos con fórmula por Internet? Jaureguizar estima que "es el camino natural, aunque no parece que vaya a producirse a corto plazo". Este mismo criterio revela Maria Cedó, abogada del área de Life Sciences de Jausas. "El nuevo Real Decreto sienta las bases que permitirían vender toda clase de fármacos, pero para eso harán falta años".

Masó concluye: "No es lo mismo vender cosmética, que medicamentos para una urgencia puntual, ni fármacos para dolencias crónicas. La motivación de compra, el tipo de clientes y los márgenes son diferentes. Pero se trata siempre de crear valor allá donde no puede llegar una farmacia física. Internet no es un competidor, es un aliado".

0 comentarios:

Publicar un comentario